Profesores escuela de música

Profesores escuela de música

La escuela de música Pipo López tiene a los mejores profesores para enseñarte a tocar el instrumento que quieres aprender

Profesionales profesores músicos en nuestra academia de música

Pipo López, guitarrista, profesor y compositor que lleva mas de 30 años dedicándose profesionalmente a la música.

Cristina Rubio nace en Madrid y durante su infancia estudia piano clásico. En 2009 consigue una plaza en el prestigioso conservatorio londinense Guildhall School of Music and Drama.

A los 6 años empezó sus estudios de guitarra clásica en la escuela municipal de su barrio de Madrid y posteriormente cursó Doble Especialidad en Guitarra Clásica y Flamenca.

Su formación comienza a los tres años, habiendo estudiado violín, saxofón y piano a lo largo de su infancia y adolescencia. A los 14 años empieza a estudiar bajo eléctrico.

Desde muy pequeño estudia música, a los 13 años se traslada a Buenos Aires donde toma clases de percusion brasileña y uruguaya (Samba y candombe) con el profesor Daniel Melle.

Clases de canto a cargo de Alex León, con una gran experiencia trabajando al lado de grandes artistas.

Músico, compositor y productor, dirige Estudios Find Us, desde hace algo más de una década. Entusiasta del equipo analógico, de la acústica y el sonido

Jitka Keltie, de origen checo, empezó a tocar el violín a los siete años. Se formó en música clásica y a los quince comenzó a colaborar con grupos de música country y celta.

A la edad de 12 años, estudia solfeo y clarinete en la Escuela Municipal de Música de Salobreña (Granada). Estudia saxo, flauta y armonía con el Taller de Músicos de Barcelona.

Con estos profesores de música de alto nivel, aprender a tocar cualquier instrumento es fácil, nunca es tarde…

Los mejores maestros en nuestro equipo, cada uno en su rama y categoría, lograrán abrirte un mundo sonoro de posibilidades que no te llegarás a creer.

Gracias a la metodología implementada, probada y efectiva, nuestros alumnos logran no sólo aprender la teoría y practican mucho.

Tenemos un gran recorrido en este mundillo, muchos aprendizes en nuestras manos, muchas clases y alegrías por compartir y ver lo que progresáis día a día.

También se convierten unos en profesionales músicos, otros lo hacen por el placer que les confiere adquirir conocimientos nuevos o probar algo distinto.

Pero todos tienen un nexo común: disfrutan mientras aprenden a tocar su instrumento musical preferido.

Ésta es la enorme diferencia existente entre nuestra escuela de música y otras que encontrarás en internet o en el mundo real.

 Cada uno escoge su camino, pero antes de nada ,mira, compara y si te convence, no sigas buscando, prueba y saca tus propias conclusiones.

Y para ponértelo aún más fácil te regalamos una clase de prueba, de lo que prefieras, ven, entra en una de nuestras aulas acondicionadas y comprobarás de tu propia mano.
 
Todos los educadores somos expertos músicos en activo, nos apasiona nuestro trabajo y eso se nota desde el primer momento.
 
Tan sólo has de tener ganas y, sin darte cuenta te empaparás de nuestra energía, de nuestra sapiencia y, a través de la práctica te harás un virtuoso con paciencia, te lo aseguramos.
 
Independientemente de la edad que tengas, eso no es prioritario, si quieres, escuchas y practicas, un poco de disciplina es más que sufciiente para lograr tus metas.

El nivel de calidad que exigimos a nuestros profesores, lo amenas y divertidas que son nuestras clases musicales.

Una elevada formación pedagógica basada en la experiencia y en la mejora continua proporciona los resultados que veis.

La diversidad y cantidad de instrumentos que tienes a tu alcance para que no tengas que cargar con elos todos los días.

Y lo más importante de todo (por lo menos para nosotros), el grado de cercanía, humanidad y ganas que tenemos de enseñar.

Queremos que seáis músicos integrales y completos (que no os falte de nada en vuestra formación académica) y que algún día podáis apuntaros a nuestra escuela (si queréis, claro).

Abordamos la educación desde un prisma de tolerancia, integración y pleno respeto, donde todos son bien recibidos y cada uno tiene un potencial oculto que liberar, aprender y potenciar.

La mayoría de nosotros seguimos dando conciertos, grabando y componiendo constantemente, ofrecemos solidariamente apoyo y ayudas en la sociedad a través de intervenciones, ¿te apuntas?
 
Lo fácil que es aprender a tocar cualquier instrumento con nosotros (eso dicen nuestros discípulos) y por algo será, ¿no?.