Los beneficios de la música en la educación de los niños

Los beneficios de la música en la educación de los niños

El canto, aumenta la capacidad pulmonar, mejora del ritmo cardíaco, la coordinación y la psicomotricidad

El beneficio de la música en la educación de los niños está más que demostrado.

Los regalos físicos y emocionales que el aprendizaje musical aporta a los pequeños son muchos.

El canto, por ejemplo, acrecenta la capacidad pulmonar.

Mejora del ritmo cardíaco, la coordinación, sólo hay que ver las caras de los angelotes cuando cantan.

Se relajan y pierden la timidez y disfrutan como lo que son: niños.

La música ayuda a aprender matemáticas, lenguaje y habilidades espaciales

La música estructura la forma de pensar y trabajar, ayudando en múltiples y varipintos aprendizajes.

Como las matemáticas, el lenguaje y las habilidades espaciales.

Estos razonamientos son más que suficientes para convencer a cualquier padre de la necesidad de incluir la música en la educación de sus hijos.

La formación se puede iniciar desde muy pequeño, ya sea en casa con los padres o en una escuela de música.

Siempre será mejor que se inicien en una academia de música para poder guiar el aprendizaje paso a paso.

Con la música se sigue un camino similar al lenguaje, donde primero se aprende a hablar y después a escribir.

Con la experiencia de un profesor, llega a ser un proceso totalmente natural para el crío.

Los padres también pueden ayudar en casa cantando canciones y jugando con los ritmos.

El canto en los infantes es muy positivo ya que pueden emitir sonidos, independientemente que afinen o no.

Las canciones de bebés, jugar con las palmas, todo esto ayuda a que el niño vea la música como parte de nuestra forma de vida.

Y, en consecuencia, lo acepte como algo natural, así que si hay un ambiente musical en casa es lo ideal.

Escuchar música en casa los niños es fantástico, educativo y de comunicación plena

También oir melodías en casa es un buen sistema para el acercamiento de ésta a la criatura.

La música clásica es una buena herramienta para que el niño empiece a escuchar los sonidos de una forma ordenada.

Las centros de música tienen un papel importantísimo en la educación musical de los infantes.

Ya que se van renovando y adquiriendo cada vez más experiencia en la formación y la información, esto evita la desmotivación del niño.

Si queremos mejorar la educación musical, hay que contar con profesores que animen y motiven a los guaguas.

Para ello, hay que tener una actitud positiva hacia la música.

En la Escuela de Música Pipo López tenemos un equipo de profesionales que están volcados en la educación y la formación de nuestros alumnos.

Las clases de iniciación son tanto particulares como colectivas.

Dando al alumno la opción de elegir para que se sienta totalmente relajado a la hora de iniciarse en el instrumento que más le guste.

Las clases son de una hora de duración, siendo suficiente con una clase a la semana.

Donde el niño no sabe que está estudiando ya que todo el proceso se presenta como un juego para él, ayudándole a descubrir la música.

Escuela de Música Pipo López y el aprendizaje de los niños

Nuestra academia musical está enclavada en un céntrico barrio de Madrid.

Llevamos casi 10 años despertando las capacidades artísticas de los más pequeños.

Tenemos pequeñuelos de edades comprendidas entre 4 a 17 años, pasando ya a las clases de adultos.

El objetivo es preparar a los infantes a través de experiencias sensoriales y auditivas.

A través del instrumento y de la voz.

Intentamos incentivar la curiosidad en el niño, dejando que prueben distintos instrumentos y experimenten sensaciones con ellos.

Aún así, la influencia de los padres es decisiva en muchas ocasiones, ya que a esa edad las criaturas aún no saben elegir.