Aprendo música

Aprendo música

Aprender música y tocar cualquier instrumento musical es fácil en nuestra escuela

Clases de guitarra Tomando como eje la guitarra y la formación musical de una forma global, ofrecemos una amplia variedad de materias,

Empezarás a tocar el instrumentos desde el primer día y serás capaz de interpretar cualquier tema entendiendo lo que pasa.

El bajo eléctrico es similar en apariencia y construcción a la guitarra eléctrica, pero con un cuerpo de mayores.

La batería es un instrumento que puede utilizarse de diversas formas en distintos géneros musicales, Pero, ¿Cuál es su origen?

Te damos la posibilidad de aprender a tocar el violín, de la mano de nuestros profesionales volcados en enseñar todo lo que saben en el alumno.

Si ya sabes tocar un instrumento de viento, con nosotros podrás asimilar y perfeccionar los conocimientos con el instrumento, sea el nivel que sea, te ayudaremos a mejorar.

En nuestra escuela disponemos de salas totalmente insonorizadas, donde el alumno estará con el profesor, totalmente centrado en los ejercicios y en las clases teóricas y prácticas.

Clases de canto (cuida tu voz). Es muy importante para el profesional de la voz mantener una buena salud vocal.

¿Qué es el lenguaje musical?. Si lo citamos textualmente, es el conjunto de signos sonoros y escritos, gracias a los cuales nos podemos comunicar a través de la música.

La Armonía es una herramienta imprescindible para cualquier instrumentista, ya que es la arquitectura de la música.

Aprendo música en La Escuela de Música Pipo López.

El curso de música que nuestra academia imparte tiene un enfoque práctico que proporciona las herramientas que más se utilizarán.

Incluye todos los temas necesarios para poder entender, analizar y crear lo que cada uno desee dentro de cada materia.

El sonido y la música comparten mucho, pero no son lo mismo.

Cada uno de ellos posee unas cualidades o elementos que los definen y, en muchas ocasiones van juntos.

Pero hay que tener en cuenta que el sonido es un evento físico, mientras que la música es un arte que se sirve de ese evento como material para desarrollarse.

Las cualidades del sonido son: altura, intensidad, duración y timbre.

Así como las cualidades de la música son: ritmo, melodía, armonía, textura, forma, movimiento y matices de expresión.

El lenguaje musical es un término amplio que engloba el estudio de las cualidades o elementos que forman la música.

En muchas ocasiones lenguaje musical y el solfeo son utilizados como sinónimos.

Pero el solfeo no es más que una parte del lenguaje musical que se dedica a la lectura, entonación y la escritura de la música.

El aprendizaje, sea cual fuere la temática a impartir, suele ser una labor incómoda si no es tangible.

Hacer llegar a los estudiantes algo como la música, si no tratamos de entender las motivaciones que llevan al aprendizaje del alumnado puede ser una tarea imposible.

Para ello no sólo es imprescindible saber cómo piensan los niños y los adultos, también requiere de grandes dosis de paciencia y saber hacer.

La experiencia es un grado, muy cierto, pero no lo es menos el estudio, la constancia y las ganas de adquirir nuevos conocimientos.

Ahí es donde radica el quiz de la cuestión, saber cómo hacerles llegar la información precisa, en su lenguaje comprensible para cada edad e intereses particulares.

Y que lo puedan asimilar, les muestre interés y lo hagan suyo, ofreciéndoles siempre una puerta abierta para que amplíen los conocimientos que ya tienen de base.

Para que les surjan las dudas y quieran profundizar aún más, lo que se viene llamando interés.

De no ser así, toda una serie de técnicas logran que el alumnado busque, quiera y desee adentrarse en este fantástico mundo.

Explorando, empapándose de alegría por descubir una cantidad ingente de posibilidades que se le abren delante de él.

Nos encontramos a menudo con estudiantes que son muy auditivos y espontáneos, éstos saben lo que quieren y sólo requieren de un guía que les vaya enseñando, afianzando e ilustrando.

En otros casos, son táctiles literalmente, quiere encontrar, revelar y destapar qué es lo que hace ésto y, tras ese primer acercamiento al instrumento musical, vayan siendo orientados.

Al perfeccionamiento, la técnica, disciplina y el resultado final que es el conocimiento, el aprender disfrutando.

Otras veces son analíticos  al 100%, deben primero ser educados en cada una de las materias, explicado todo al dedillo y, una vez cogen confianza con la materia, entonces se lanzan y logran en poco tiempo grandes progresos.

Tres perfiles, como hemos podido comprobar que no tienen nada que ver el uno con el otro.

Si el procedimiento del acercamiento, explicación y materias no se les abordan de la forma adecuada a cada uno de ellos, estaremos cometiendo graves errores.

Que se plasmarán en una falta de interés, nulos conocimientos y pereza a la hora de adueñarse de la disciplina requerida para lograr las metas propuestas.

Por ello es imperativo que conozcamos a nuestros estudiantes, nos tomemos un tiempo previo para ver cómo son y, a partir de ahí sacar, extraer y potenciar lo que cada uno posea.

Cualquier niño puede desarrollar una habilidad musical, para ello es importante el continuo contacto con ésta.

De esta manera podrá desarrollar con la música la misma fluidez que con el lenguaje verbal.

Ésta, como aprendizaje globalizado no se limita a la formación desde la infancia, en cursos superiores también pueden estar presentes.

El proceso de cultivarse es más complejo y para ello es importante que el desarrollosea innovador para buscar el incentivo del estudiante.

Conocer a los pupilos y que ellos conozcan a sus docentes es importante para crear una relación más interactiva.

Buscar puntos de acercamiento a través de actividades en las cuales los alumnos expongan a sus artistas preferidos.

Los instrumentos que más les gusta, las canciones que les complacen y poder analizarlas en la clase, tanto musicalmente como en el texto de sus letras.

Así sentirán que sus aficiones también se tienen en cuenta.

Con estas actividades se consigue la interacción entre el discípulo y su maestro y una mayor complicidad.

La música como memorización cotidiana, aumenta la concentración tanto en niños como en adultos.